lunes, 28 de febrero de 2011

Ella.

una onda infinita
se encuentra
:con mi rostro perplejo,
plagado de dudas,
sin ningún consuelo.
y
suavemente lo llena..
lo entiende..
lo armoniza.
una sonrisa
se asoma
en el balcón de mis labios.
mis ojos se cierran
dejando pasar
:la brisa,
dejando todo pasar.
mis brazos se extienden
a lo largo
del mundo.
mi sonrisa se hace una junto con
el arco iris de tonos
neón..
y así
pasa una noche..
y pasa
una vida..
con
la música
:curando mis heridas

1 comentario:

  1. La música...

    a veces cura... a veces pone el dedo en la herida...

    ResponderEliminar