miércoles, 14 de octubre de 2009

Adormecimiento

La pequeña gota de esperanza
que cae pesadamente
en el desierto de tus palabras.

La pequeña planta de felicidad
luchando por vivir,
fallece en el frío de tu necedad.

La flecha de indiferencia
da en el corazón de la criatura;
muere y no recuperas la cordura.

¿Será que careces de conciencia
y no te importa verme en la amargura,
sufriendo el ahogo de tu atadura?

Guillermo García G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada